ISBN: 9789875002166

Formato: 336 págs. 13 x 19 cm.

Fecha Publicación: Octubre 2015

Precio: $ 320,00 (U$S 18,82)

Documental, testimonios y memorias

Miradas sobre el pasado militante

Introducción - I. El cine y la reconstrucción del pasado (Historia)

Introducción

Durante los últimos veinte años la sociedad argentina se volcó sobre su pasado traumático. Uno de los temas que fue adquiriendo mayor peso dentro de los desarrollos de las evocaciones fue la recuperación de la militancia revolucionaria de la década del setenta, sus orígenes, su trágica desaparición y las consecuencias que estos acontecimientos tienen sobre el presente. En el marco de los procesos de construcción de las memorias colectivas e individuales sobre este período, el cine ocupa un lugar importante. Los relatos audiovisuales poseen cualidades que los convierten en vehículos idóneos para la creación de recuerdos que sostienen memorias colectivas –nacionales, de clase, étnicas, de género– y la transmisión y conservación de interpretaciones del pasado que soportan las identidades sociales.
Con la vuelta a la democracia, varias ficciones se acercaron al tema, y a partir de mediados de la década de 1990 los documentales comenzaron a desempeñar un rol destacado en los debates sobre la historia reciente. Un tipo especial de filmes se fue consolidando en los trabajos que recuperan la militancia revolucionara setentista: los documentales de memoria. Esta clase de películas se caracteriza por dos rasgos. Se organizan como narraciones que reconstruyen e interpretan el pasado. Para ello utilizan los testimonios de personajes que vivieron o sufrieron el momento histórico que se recuerda. A partir de la articulación de estas características, los documentales de memoria se caracterizan por presentar sus lecturas de los acontecimientos evocados como testimonios. En estos documentales es tan importante lo que se recuerda como la exhibición del acto de recordar. Los filmes que sostienen este efecto testimonial pueden ser vistos como documentos que hablan de la manera en que un período histórico reconstruye e interpreta otro período histórico. Más allá de la precisión con que aborden los hechos recordados, expresan el modo como la sociedad piensa su pasado y se piensa a sí misma. En este sentido, un seguimiento de los documentales que testimonian la militancia revolucionaria de los setenta permite considerar un par de cuestiones: cómo se fueron transformando las diferentes memorias colectivas que a lo largo de los años participaron de un intenso debate y cómo se fue cambiando el campo de los documentales en Argentina, que durante las últimas décadas participaron de un proceso de especialización y profesionalización.
Un elemento clave para comprender estas dos series de transformaciones lo constituye el análisis de las relaciones que se establecen entre lo que recuerdan los testigos y la forma como se presentan sus testimonios integrándose a las interpretaciones que realizan los documentalistas.
La perspectiva que proponemos para presentar los documentales de memoria nos permite pensar en los modos como se construyen las memorias sociales y el lugar que los testimonios y los documentales tienen en ellas. Precisamente nuestro libro trabaja sobre las relaciones entre un tipo específico de documentales, los testimonios que aparecen en ellos y las transformaciones de las memorias sociales a lo largo de las dos últimas décadas de la historia argentina.

***

I. El cine y la reconstrucción del pasado (Historia)

Las relaciones entre cine, historia y memoria

Los medios masivos de comunicación conforman la modalidad dominante para el conocimiento y la difusión de la historia en las sociedades contemporáneas. Numerosos autores desde diversas perspectivas señalan este hecho.1 En nuestros días, la memoria mediática cobra cada vez más importancia. En términos del historiador y asesor histórico en documentales, Robert Rosenstone, vivimos:

"en un mundo dominado por las imágenes, donde cada vez más la gente forma su idea del pasado a través del cine, ya sea mediante películas de ficción, docudramas, series o documentales. Hoy en día, la principal fuente de conocimiento histórico para la mayoría de la población es el medio audiovisual, un mundo libre casi por completo del control de quienes hemos dedicado nuestra vida a la historia." (Rosenstone, 1997: 29).

La relevancia de los lenguajes audiovisuales en la reconstrucción del pasado no se sostiene únicamente en su masividad: también se relaciona con una modificación en la percepción del mundo. Tal como señala el historiador de la cultura Peter Burke:

"En la época de la televisión, la percepción de los acontecimientos del momento prácticamente es inseparable de su imagen en la pantalla. El número de esas imágenes y la velocidad con que se transmiten son una novedad, pero la revolución que ha supuesto la televisión en la vida cotidiana no debería hacernos olvidar la importancia de la imagen en épocas pretéritas." (Burke, 2001: 177-178).

Dentro de este campo, los relatos audiovisuales como el cine poseen cualidades que los convierten en vehículos idóneos para la creación de recuerdos que sostienen memorias colectivas nacionales, de clase, étnicas, de género, etc. Al mismo tiempo que permiten la transmisión y conservación de imágenes de un pasado socialmente compartido, realizan las interpretaciones sobre las que se soportan nuestras identidades sociales. A su vez, la presencia de los registros mediáticos como las fotografías, el cine, la prensa o las grabaciones de audio constituyen una de las bases de un nuevo tipo de trabajo historiográfico: la historia reciente, del tiempo presente, del mundo actual, o historia del presente. Esta nueva variante de la historia profesional estudia el pasado cercano que no ha terminado de cerrar su ciclo y nos involucra participando en la construcción de identidades individuales y colectivas. En este sentido, puede afirmarse que los productos de los lenguajes audiovisuales actúan al mismo tiempo como agentes en los procesos de construcción de las memorias sociales contemporáneas y como fuentes para el estudio sistemático de la historia.

Descargar Fragmento (44 Kb)

Libros relacionados:

Cine, modo de empleo

Jean-Louis Comolli

Filmología

David Oubiña