ISBN: 9789875001701

Formato: 152 págs. 14 x 20 cm.

Fecha Publicación: Mayo 2013

Precio: $ 150,00 (U$S 8,82)

Escuela y prácticas inclusivas

Intervenciones psicoeducativas que posibilitan

Introducción

Revisar las propias prácticas, detenernos a pensar en ellas, permitirnos el cuestionamiento –y tolerarlo– supone reconocernos como profesionales con un modo particular de concebir la escuela como espacio público de participación y de aprendizaje. Implica también una forma particular de entender a los sujetos que encontramos en las aulas y fundamentalmente una manera de replantear las ayudas disponibles para que enseñar y aprender sean sinónimos de oportunidades de desarrollo subjetivo y cognitivo para todos en la escuela.

Nos mueve el compromiso de generar condiciones para que los niños y jóvenes puedan habitar de la mejor manera posible sus trayectorias escolares. Por este motivo, pensar las prácticas, revisar las miradas, considerar las demandas, analizar las intervenciones psicoeducativas en el contexto escolar se transforman en ejes centrales de esta publicación.

Los libros no se piensan ni se escriben en un día. Entrañan años de un hacer compartido, de tarea, de toma de conciencia, de ciertos movimientos que dieron lugar a interrogantes y a diálogos que hoy se convierten en palabras escritas. Lejos de proponer maneras únicas de comprender e intervenir en las situaciones escolares, este libro abre preguntas y reflexiones con la idea de plantear algunas alternativas.

Partimos de la base de que las prácticas responden tanto a supuestos epistemológicos como a representaciones epocales, producidas en situación, y que es justamente en el encuentro con el otro donde la educación acontece. En este sentido, desnaturalizar los contextos, interpelar las prácticas, historizarlas, comprender los supuestos que las construyeron y las sostienen posibilitan el surgimiento de nuevos significados.

Con estas premisas, en las siguientes páginas recuperaremos relatos escolares, interrogantes y reflexiones que incitan día a día a la búsqueda de formas, a generar condiciones de aprendizaje que nos enfrentan con lo complejo y con los límites, pero nos impulsan a procurar lo posible.

Abriremos el diálogo a los lectores, con la expectativa de que otros colegas que se sientan desafiados por la realidad educativa actual se permitan un tiempo para reflexionar sobre el propio hacer, los motivos, las formas y los alcances de nuestras prácticas, de nuestros modos de intervenir como profesionales en las escenas pedagógicas.

Conscientes de que nuestra intervención incide en los destinos escolares de los alumnos, nos proponemos –parafraseando el epígrafe de Freire– detenernos, corrernos del "puro mover" para ir sabiendo sobre nuestro hacer y sobre el impacto de nuestras decisiones.

Decisiones que abren a posibilidades inciertas o decisiones que abren a fracasos certeros. Miradas que tienden a cerrar, a resolver en la inmediatez, en el anonimato o miradas de construcción, de sujeto que aprende, de condiciones, de lo posible.

Podemos elegir continuar la ruta ya conocida, criticada y algo obsoleta –aunque vigente– de definir a aquellos que aprenden "como es esperable" en la escuela y buscar tratamientos para aquellos que por diferentes motivos no lo logran. Es decir, tenemos la opción de ejercer el poder de determinar quién sí y quién no puede aprender. O bien tenemos la alternativa de tomar el malestar que esas prácticas generan, develar los implícitos y procurar algo diferente para la tarea en la escuela, pues todos los alumnos pueden aprender, sin olvidar que algunos necesitan más y diferentes sostenes para hacerlo.

De eso se trata este libro, de una elección: la de compartir con los lectores modos posibles de intervenir en la escuela, en una búsqueda permanente de generar formatos y herramientas que posibiliten aprendizajes para todos y cada uno de los alumnos que integran los escenarios escolares. Nos interesa construir prácticas y contribuir también a generar un decir sobre ellas; un decir propio sobre la realidad que nos convoca. Un hacer y un decir que redoblan la apuesta frente a los discursos deterministas que hoy se renuevan con fuerza en diferentes espacios sociales.

Procuraremos también, a lo largo del libro, tomar una posición crítica frente a algunas formas de leer y de intervenir en la escuela que se han naturalizado y que en ocasiones descuidan las necesidades de los alumnos o bien los responsabilizan por sus fracasos. En este sentido, pretendemos alertar sobre los riesgos del uso de algunas herramientas que –en pos de ayudar– muchas veces obturan la posibilidad de aprender.

Para quienes el cotidiano escolar nos demuestra que no hay aprendizaje sin malestar, que no es posible suponer formas uniformes u homogéneas de aprender, que el proceso de aprendizaje esconde secretos poco accesibles a nuestro saber, resulta un compromiso revisar los formatos de actividad que organizan la experiencia escolar y crear condiciones de posibilidad. De eso se trata nuestro hacer, de eso se trata nuestro decir, de eso se trata nuestro libro.

Descargar Fragmento (46 Kb)

Libros relacionados:

Jugar, aprender y enseñar

Noemí Aizencang

Escuela y aprendizajes

Nora Emilce Elichiry