ISBN: 9789875001657

Formato: 272 págs. 14 x 22 cm.

Fecha Publicación: 2012

Precio: $ 300,00 (U$S 17,65)

Tigre Lunar

Tigre Lunar

El Litoral, 09/01/2013

Claudia Hampton es una escritora de libros históricos “de divulgación”, de esos que despiertan el rechazo de los académicos y el favor del público. Se ha hecho a sí misma y es capaz de espetar a todos esos burócratas sostenidos por mullidas becas: “Sólo porque haya tenido la frescura de darle duro yo sola en lugar de conformarme con la cómoda póliza de seguros de un estipendio académico, piensan que pueden tratarme con condescendencia”. Los críticos han sabido herirla, condenan su prosa exuberante e imprecisa: “Historia en technicolor”, “la prédica de una autodidacta”, han escrito sobre ella.

Tigre Lunar cuenta su historia a partir de los recuerdos y encuentros que sostiene mientras agoniza en un hospital. La relación conflictiva con su hija Lisa; con su amado hermano; con Jasper, su amante de ascendencia rusa y padre de Lisa, y con su verdadero y efímero amor durante su estadía en Egipto en guerra.

Esta imbricación de pasado y presente es característico de Penelope Lively, una excepcional escritora británica nacida en El Cairo, en 1933 y transferida a los doce años a Londres. Tigre Lunar (como sus novelas Álbum de familia y Consecuencias) ha sido publicada en castellano por la editorial argentina Manantial.

El tigre lunar del título es el nombre con que se conoce en Egipto nuestro común y silvestre espiral, o “buda”, repelente de mosquitos, que sobre todo en otro tiempo invadía desde el interior de las casas nuestras calles veraniegas. El objeto en cuestión es llamado de testigo en una escena clave de la vida de Claudia Hampton, un momento clave de su amor con Tom, cuando ella era “corresponsal de guerra” en Egipto y él soldado con cinco días de permiso; la noche más intensa, signada por los efluvios del Tigre Lunar, la noche en que ambos se cuentan su vida y se declaran que el momento que están viviendo es “la mejor parte de la historia”. Y el capítulo concluye: “El Tigue Lunar ya casi se ha quemado entero; su espiral verde se duplica en un espiral de ceniza gris en el platillo. Las persianas estan rayadas de luz; el mundo ha girado una vez más”.

Fuente: www.ellitoral.com/index.php/diarios/2013/01/09/opinion/OPIN-05.html

Libros relacionados:

Consecuencias

Penelope Lively

Álbum de familia

Penelope Lively

Sin amor

Anna Kavan