ISBN: 9789875001367

Formato: 192 págs. 14 x 22 cm.

Fecha Publicación: 2010

Precio: $ 200,00 (U$S 11,76)

La arrogancia del presente

Miradas sobre una década: 1965-1975

El fantasma de Mayo del 68

Gustavo Santiago, La Nación - ADN, 27/05/2011

En La arrogancia del presente, Jean-Claude Milner disecciona un emblema político del siglo pasado.

Jean-Claude Milner (París, 1941) era un joven lúcido y entusiasta cuando la política y la sociedad francesa se vieron conmocionadas por el "Mayo del 68". Las estructuras tradicionales temblaron, las fuerzas transformadoras desbordaron los cauces anteriormente transitados. El presente cobró de pronto un espesor inusitado. ¿Alguien comprendía, en aquel momento, lo que estaba sucediendo? En su último libro, La arrogancia del presente. Miradas sobre una década: 1965-1975 , Milner confiesa: "Yo comprendía todo, pero lo que comprendía no tenía nada que ver con lo que había sucedido".
El texto, al que el autor considera el último integrante de la trilogía conformada, además, por Las inclinaciones criminales de la Europa democrática (2003) y El judío de saber (2006), es el retorno a ese punto cero de su despertar político para intentar, algo más de cuarenta años más tarde, esclarecerlo. Porque, así como Milner acepta que en aquel momento su comprensión era errónea, considera que en la actualidad está en condiciones de mostrarse a sí mismo la verdad que entonces no supo ver.
Uno de los puntos en los que más insiste es en la necesidad de separar a la izquierda del Mayo Francés. Entre los principales elementos controversiales, el autor señala diferencias temporales (la izquierda es anterior al 68), geopolíticas (Mayo es puramente francés; la izquierda es esencialmente internacional) y, principalmente, de estructura política: Mayo apunta a la acción pura, a la afirmación sin negatividad; la izquierda no puede abandonar el par dialéctico gobernantes/gobernados. Es innegable que, más allá de estas diferencias, en los hechos y en la teoría hubo un breve lapso en el que Mayo y la izquierda se superpusieron. Pero, según el autor, "Mayo no le debe nada al izquierdismo". No sólo no fue gestado por los partidos de izquierda, sino que éstos quedaron desconcertados ante la irrupción del acontecimiento. Citando a Foucault, Milner sostiene que el Partido Comunista Francés se apoyaba en la fórmula: "No aquí, no ahora, no tú". Su interés se concentraba no en el territorio propio, sino en China o Cuba; su tiempo no era el presente, sino un futuro a conquistar; su actor no era un simple "yo", sino el proletario. Mayo, en cambio, les dice a los franceses: "Tú, ahora, aquí". Esa arrogancia del presente resulta desconcertante no menos para la izquierda que para la derecha más conservadora.
Para analizar al devenir histórico de Mayo, Milner se detiene en los significantes que políticos e intelectuales privilegiaron para referirse a esos sucesos. "Mayo del 68" habla de aquella fuerza capaz de pretenderlo todo, ya, ahora. Con el tiempo, esa fórmula fue reemplazada por "el espíritu del 68", que el autor encuentra especialmente representado por los gobiernos de Válery Giscard d'Estaing y François Mitterrand. Es el momento en el que aquello que Mayo había considerado como propio se concede a modo de "permisos". Pero, enfatiza Milner, "un permiso no disminuye el poder del que lo otorga; no aumenta el poder del que lo obtiene". El "espíritu de Mayo" debilita al "Mayo del 68" al otorgarle aquello de lo que Mayo pretendía apropiarse.
Finalmente, la última figura es la del "espíritu sesenta y ochista", en la que el nombre de Mayo es enarbolado por el progresismo para -paradójicamente- promover la pasividad: "El espíritu sesenta y ochista se transformó en el mejor aliado de la restauración [...] Sólo subsiste entre las personas bien instaladas en la vida. A la juventud pobre le importa un bledo".
Milner no oculta su desencanto en relación con una sociedad que aspiró a todo y rápidamente se dejó sumir en el más profundo letargo: "La política ha pasado a ser un objeto societal más: se es de derecha o de izquierda del mismo modo en que los clientes del autoservicio eligen un sándwich [...] La arrogancia del presente se ha adormecido". No obstante -veterano, al fin y al cabo, de Mayo del 68- no puede evitar dejar abierta alguna puerta a la esperanza de que llegue a producirse un nuevo despertar.

Fuente: www.lanacion.com.ar/m1/1375923-el-fantasma-de-mayo-del-68

Libros relacionados: