ISBN: 9789875000933

Formato: 256 págs. 16 x 23 cm.

Fecha Publicación: 2006

Precio: $ 270,00 (U$S 15,88)

La frustración de un proyecto económico

El gobierno peronista de 1973-1976

Presentación

Entre 1973 y 1976 la Argentina recorrió uno de los períodos más vertiginosos, controvertidos y complejos de su historia contemporánea. En poco menos de tres años, las enormes expectativas en torno a la implantación de un sistema democrático –acumuladas durante lustros de autoritarismo y exclusión política– fueron dilapidadas, y la movilización social se trocó por el escepticismo y el desasosiego. La voluntad de cambio compartida por vastos sectores para lograr una sociedad más justa y solidaria cedió su espacio a la desarticulación, la crisis social y la violencia política, que desembocaron en un golpe militar devastadoramente represivo.

La experiencia de esos años expresó el naufragio del peronismo en su tentativa por resolver la crisis política que asolaba de manera crónica a la Argentina desde 1955, y mostró crudamente las dificultades del proyecto reformista para superar los obstáculos al crecimiento económico que advertían los contemporáneos. Las causas de esa frustración son extremadamente complejas y las respuestas que se encuentran en las páginas que siguen no son necesariamente unívocas. Ello es así porque, en primer lugar, resulta difícil ponderar ajustadamente el peso de la dinámica política en el análisis de la evolución económica; la lógica política no obedece solamente a la acción de las agrupaciones o partidos y de las alianzas de grupos sociales, sino también en alta medida a las opiniones y acciones de una cantidad reducida de personas con enorme influencia sobre el curso de los acontecimientos, mucho más cuando el “movimiento” en el poder resultó ser la condensación de buena parte del conjunto social y de sus lacerantes contradicciones. En segundo lugar, las definiciones económicas tienen tras de sí una construcción y tradición histórica que condicionan su viabilidad en un contexto económico y político particular. ¿Se trató de un fracaso económico o político? Si la respuesta es ambos a la vez deberá aceptarse que nos encontramos frente a una frustración social.

La experiencia del tercer gobierno peronista expresó las tensiones históricas de la sociedad argentina y constituyó un punto de inflexión en más de un sentido. Se trató del último intento de construir un modelo político nacional e integrador, y fue acompañado por la movilización social más amplia de la historia argentina del siglo XX. El fracaso de la institucionalización de ese proceso dio inicio a una etapa de desmovilización, represión y exclusión social, y generó las condiciones para el desmantelamiento del Estado Benefactor en la Argentina. El peronismo preconizó esa forma particular de articulación social y le dio en su construcción una especificidad nacional, por lo cual su crisis fue también la crisis del Estado argentino.

Finalmente, el período 1973-1976 expresa el canto del cisne del modelo de industrialización por sustitución de importaciones iniciado en los años cuarenta. Los fallidos intentos de profundizar ese modelo, en un contexto internacional de profundas transformaciones, culminaron con el asentamiento de un proyecto de desindustrialización selectiva, caracterizado por la concentración del ingreso y la marginación social.

En este libro se analizará sólo la dimensión económica del peronismo en el poder. No obstante, como se advierte, ello constituye una tarea compleja en tanto la realidad social se presenta única e inescindible. Es por esta razón que, sin pretender dar cuenta del todo, incorporamos a nuestra explicación una variable político-social en relación con la dinámica económica.

El recorrido que proponemos se inicia con un capítulo introductorio que describe las condiciones económicas locales e internacionales en el contexto previo a 1973. Este primer capítulo contiene una presentación de las características estructurales de la economía argentina y las alternativas de política económica diseñadas en los años sesenta. La dinámica cíclica de la economía y los intentos por resolver los problemas derivados de las recurrentes crisis del balance de pagos se combinaban con la crisis sociopolítica crónica que caracterizó a la Argentina luego de la caída del peronismo en 1955. La identificación de los grupos sociales y de los actores políticos relevantes a fines de los años sesenta resulta clave para comprender la naturaleza de las tensiones que se acumularon y que habrían de condicionar la estrategia política y económica del peronismo una vez en el poder. El capítulo se completa con una descripción de los cambios más significativos en la dinámica de la economía y el comercio internacional que se venían operando desde fines de los años sesenta, y que se aceleraron con la devaluación de la moneda norteamericana y la crisis del petróleo. Las transformaciones en los intercambios económicos internacionales resultan fundamentales para evaluar la estrategia económica inicial del gobierno peronista y sus efectos sobre la evolución de las variables internas.

Descargar Fragmento (56 Kb)

Libros relacionados:

Anarquistas

Juan Suriano

Catolicismo y Montoneros

Luis Miguel Donatello