ISBN: 9789875000841

Formato: 240 págs. 16 x 23 cm.

Fecha Publicación: 2004

Precio: $ 260,00 (U$S 15,29)

La trama de la desigualdad educativa

Mutaciones recientes en la escuela media

Guillermina Tiramonti (compilación)

Prólogo

Presentación general de la obra

El intento de tematizar y construir un orden de sentido con lo que sucede hoy en las instituciones escolares es difícil y, por sobre todo, riesgoso. En un contexto en permanente des-configuración y reconfiguración es problemático definir las perspectivas de análisis, los temas para indagar y el instrumental teórico-conceptual con el cual llevar a cabo la investigación.

Es claro que habitamos un espacio de derrumbe de las certezas conceptuales, de los mitos identitarios de la nación y de las instituciones con las que se tejió el entramado de la sociedad moderna. Hemos abandonado las miradas estructuralistas que establecían continuidades entre los posicionamientos sociales y las desigualdades educativas, y avanzado en la consideración de los sujetos y del impacto que sobre las subjetividades tienen las nuevas condiciones de existencia. A su vez, es evidente que la Argentina igualitaria e integrada es una construcción mítica que poco tiene que ver con nuestra realidad, y que son muchos los indicios de ruptura y cuasi desintegración del entramado institucional que sostuvo la modernidad periférica de nuestro país.

Sin embargo, el pasado constituye parte del presente, los sujetos sufren condicionamientos sociales y culturales que obligan a situarlos en el nuevo campo social y cultural, nuestros mitos, aun destruidos y sometidos a una revisión que los desmiente, abonan nuestra mirada sobre el presente, y las instituciones heridas y deshilachadas ocupan un lugar en el espacio social y luchan por permanecer.

¿Qué mirada sobre la escuela da cuenta de lo que en ella sucede? ¿Las evaluaciones de lengua y matemática, los relatos de violencia escolar de los diarios, las pruebas de ingreso a las universidades, las acusaciones de “decadencia” que proliferan por doquier? ¿Son las encuestas, los estudios cuantitativos o la producción etnográfica los que pueden acercarnos a la realidad de las escuelas? Y sobre todo, ¿con qué elementos se construye el sentido de lo que allí pasa, de los discursos de alumnos, docentes y padres?

¿Cuáles son las preguntas que pueden orientar la investigación? ¿Cuántas de ellas deberán estar orientadas a rastrear los restos del pasado y cuántas a avizorar lo emergente? ¿Cuánto del pasado hay en lo emergente, qué de ello está destinado a permanecer y cuánto a desaparecer? Son todas preguntas que inquietan y obligan a repensar formas de abordaje que establezcan nexos entre lo viejo y lo nuevo, lo permanente y lo efímero, el resto y la emergencia.

Desde el reconocimiento de esta incertidumbre y de las dificultades que ella genera es que elegimos hacer confluir en la producción de estas investigaciones una variedad de perspectivas y miradas que se fundamentan en un heterodoxo mapa conceptual que nos aproxima a la nueva cartografía escolar, sin pretender señalarla acabadamente o construir una mirada que la defina y la cierre. Cada uno de los investigadores del equipo hizo recortes específicos del material de campo y lo abordó con un instrumental conceptual que expresa su particular posicionamiento frente a la realidad en movimiento que nos propusimos conceptualizar. El resultado es un texto que, al igual que el calidoscopio, fragmenta la imagen de la escuela y la hace variar en cada reinicio de capítulo. En este sentido, la mirada fragmentada da cuenta de la configuración fragmentada del sistema.

Hablar de fragmentación hoy en la Argentina es casi un lugar común. Ya hay una serie de investigaciones empíricas en el campo de la educación que señalan esta característica en la configuración del sistema. Este libro intenta avanzar sobre el señalamiento general de la condición fragmentada mediante la identificación de algunos de los rasgos que la caracterizan, y construir este concepto en diálogo con la noción de segmentación del sistema que tan bien dio cuenta de la situación de desigualdad educativa en un espacio social integrado o míticamente integrado, como lo fue la Argentina de los ochenta, en la que Cecilia Braslavsky inició las primeras investigaciones orientadas a capturar los procesos de construcción de la desigualdad en nuestro país. En nuestro caso, presentamos algunas explicaciones respecto de las formas con las que se construyen los diferentes fragmentos y esperamos que se constituyan en hipótesis de trabajo para futuras investigaciones del equipo. Hasta donde avanzamos, hemos analizado el papel que desempeñan las expectativas familiares, los recursos institucionales, los capitales culturales de las familias y las estrategias de los diferentes sectores sociales ante la situación de cambio en la que deben desenvolverse.

La investigación mostró la insuficiencia de una mirada atada al concepto de clase para indicar las líneas de quiebre entre uno y otro fragmento; sin embargo, está claro que las nuevas desigualdades se montan sobre las anteriores para profundizar las distancias en un campo escolar que se vuelve cada vez más heterogéneo, a la vez que se homogeiniza interiormente las instituciones. Cada fragmento se constituye en un espacio autorreferido y el campo se configura como una suma de estos fragmentos cerrados con escasa o nula articulación entre ellos.

Somos conscientes de que predicar seriamente la condición fragmentada del sistema escolar requiere de un esfuerzo investigativo aún; no obstante, creemos haber iniciado una línea de trabajo sobre la que podremos seguir avanzando en el futuro y acumulando a favor de identificar los diferentes modos en que se reproduce la desigualdad en una sociedad periférica como la nuestra e inserta en un orden globalizado.

Descargar Fragmento (37 Kb)

Libros relacionados:

¿Dónde está la escuela?

Alejandra Birgin
(compilación)

Aprendizaje de niños y maestros

Nora Emilce Elichiry
(compilación)

Aprendizaje y contexto: contribuciones para un debate

Nora Emilce Elichiry
(compilación)